1. introducción

El programa hace lugar al común deseo de colaboración en tareas de investigación y docencia del equipo de la cátedra y de los estudiantes que han completado su formación en el área.
Es importante aclarar que la cátedra debe asegurar la apropiada formación de su equipo docente y su responsabilidad ante la institución y los estudiantes, por lo que el proyecto de la cátedra desde su inicio ha definido una constitución donde su tamaño se define por las proporciones docente-estudiante que admiten las posibles asignaciones de cargos rentados y designaciones formales. Así, el equipo puede funcionar como un grupo relativamente pequeño con escala adecuada a la discusión, la actualización de su formación específica y el afianzamiento de roles y especialidades a mediano plazo.
Al mismo tiempo, el trabajo progresivo con los estudiantes que van completando su recorrido por los talleres nos estimula a buscar ocasiones de invitarlos a participar en estos procesos y acrecentar la diversidad de nuestros intereses y capacidades. 
En estas circunstancias nos parece oportuno proponer una forma de colaboración entre los estudiantes egresados del taller que estén interesados y el equipo consolidado de la cátedra, que se remita a tareas formativas, determinadas y coordinadas por un período prefijado de tiempo, capaz de proveer a los estudiantes de recursos para una formación complementaria sobre temas y formas de trabajo propios de la docencia en el área de morfología en arquitectura, y que constituyan un paso previo necesario para las ocasiones en que la cátedra amplíe o actualice su equipo docente.